PARQUE NATURAL DE SA DRAGONERA
CONOCE MALLORCA
Añadir a favoritos

Al oeste de la isla de Mallorca, encontramos uno de los islotes de las Baleares: Sa Dragonera. Protegido como espacio natural con la categoría de Parque Natural, está formado por los islotes del Pantaleu, Sa Mitjana y la isla de Sa Dragonera. Con 908 hectáreas en total, se separa de Mallorca por unos 800 metros, con poca profundidad y un fondo marino muy poblado.


A lo largo de la historia y, a pesar de que hoy en día son islotes despoblados, hay indicios de poblado talaiótico. Durante la época romana, se piensa que Sa Dragonera se utilizaba para hacer entierros, puesto que se ha descubierto, en la Cala Es Lladó, una Necrópolis. Hacia 1229, Jaime I conquista Mallorca, y utiliza Sa Dragonera para preparar el ataque. Con el paso de los años, el islote ha pasado por varias propiedades, desde la Familia Villalonga, hasta Joan March. Pero el 1941, la empresa PAMESA compra la isla con la intención de urbanizarla con 1.200 viviendas, pero una intensa campaña ecologista se opuso y la Audiencia Nacional decretó la imposibilidad de construcción. Finalmente, en 1987, el Consejo de Mallorca compra la isla de Sa Dragonera y el 1995 es declarado Parque Natural. 


Pasando a su fauna, el nombre de la isla se debe a la gran cantidad de lagartijas (dragons en mallorquín) que habitan en ella. Ausentes en Mallorca a causa de las modificaciones ambientales que ha introducido el hombre con el paso del tiempo, las lagartijas son, junto con el ferreret, una de las especies de vertebrados más antiguos de Baleares. Está totalmente prohibido alimentarlas, puesto que podría modificar su alimentación y afectar a otras especies presentes en Sa Dragonera como la gaviota de Adouin, el escorpión, la rata traginera, etc. 


En referencia a la flora, la estepa Joana es una de las plantas emblemáticas de las Baleares, aunque es más habitual a Sa Dragonera que en el resto de islas. También se puede encontrar la capuchina, el acebuche, la cebolla marina, el olivo, entre otros. 


Tal y como se ha comentado, estos islotes son libres de construcción residencial. Aun así, encontramos tres únicas edificaciones: las torres de defensa (na Pòpia y la Torre de Llebeig), construidas durante el siglo XVI para la vigilancia y seguridad en la navegación; los faros de Sa Dragonera (Faro Viejo, Faro de Llebeig y Faro de Tramuntana); y el amarradero de Cala Lladó y las casas. 


Hay diferentes rutas para recorrer Sa Dragonera. En primer lugar, Cala Lladó- Faro de Tramuntana, un itinerario de 1,7 km, que se puede realizar en una hora, aproximadamente. Su principal atractivo son las vistas hacia la costa de Mallorca. La ruta de Cala Lladó- na Pòpia, con una dificultad moderada y con una pendiente suave, se recorre en unas 3 horas, y es la excursión que atrae más del parque, por los impresionantes acantilados y vistas hacia la costa mallorquina. En tercer lugar, el trayecto Cala Lladó- Faro de Tramuntana, de unos 4,5 km y con una duración de 2 horas y 40 minutos aproximadamente, incluye el acceso y visita en la torre de Llebeig. Finalmente, la ruta más breve, Cala Lladó- Na Miranda, es circular y se puede hacer en unos 30 minutos; ofrece vistas a las antiguas áreas de cultivo de olivo y cereales de Cala Lladó. 


Para poder disfrutar de una excursión a Sa Dragonera, no dudes en ponerte en contacto con Futurtrans para reservar un bus que te prestará los mejores servicios para disfrutar de esta visita.


ZONA
SENDERISMO
PLAYA
MONTAñAS
CAMINOS