CONOCE
MALLORCA

DESDE LA ESPECTACULARIDAD DE LA SERRA DE TRAMUNTANA HASTA LOS DETALLES  DE LOS PUEBLOS DE INTERIOR. MALLORCA ES UN PARAISO QUE DEBE CONOCERSE. HAY CENTENARES DE RINCONES CON UN ENCANTO ESPECIAL. AQUÍ TE DEJAMOS ALGUNOS DE NUESTROS FAVORITOS.

PLATJA DE MURO

La Platja de Muro es una de las playas más famosas de Mallorca.

 

Con una situación geográfica extraordinaria, cuenta con la Albufera de Mallorca, el parque natural más extenso de la isla y “Es Comú de Muro", un entorno virgen protegido de todo tipo de construcción de cemento.

 

La playa, con más de 5 kilómetros de arena blanquecina, es una de las mejores playas del país. Cuenta con la Bandera Azul, distintivo que garantiza sus óptimas condiciones a nivel ambiental y de instalaciones.

 

En Platja de Muro podréis disfrutar de maravillosas playas "poco concurridas" (en comparación con otros puntos de la isla). Os recomendamos coger mochila y hacer una pequeña caminata de 15 o 20 minutos, así podréis disfrutar de las aguas cristalinas de Mallorca sin grandes masificaciones.

 

Además, la zona es reconocida por su restauración donde se aúnan buenos restaurantes de carne y pescado con los tradicionales chiringuitos o beach clubs donde disfrutar de las mejores paellas del Estado o de un buen mojito frente al mar. ¡No sabréis qué es vida hasta que no lo viváis!

Como siempre, en a Futurtrans os recogeremos en vuestro alojamiento para mostraros los puntos calientes de la isla con nuestros autobuses.

 

¿A donde queréis ir?

PALMA

Palma es la capital de la isla, una ciudad que te acoge y te enamora desde el primer momento. Puede que sean sus calles, sus monumentos centenarios, la sonrisa de su gente, las tiendas artesanas, la luz, la ensaïmada o sus tapas, las terrazas en verano, en primera y hasta en otoño e invierno, su música o sus músicos, la catedral o el ambiente nocturno de los bares del casco antiguo. Hay miles de motivos que harán que te enamores de esta ciudad. Habrá miles de motivos que te harán volver para besarla de nuevo.

 

A pesar de ser una pequeña ciudad, Palma tiene tantos rincones por descubrir y cosas para hacer que no sabríamos por donde empezar. Tal vez os recomendaríamos pasear por los callejones del barrio antiguo, visitar La Seu (Catedral de Palma) o lo Castell de Bellver, desde donde disfrutaréis de unas vistas excepcionales de la Bahía de Palma y de la ciudad. También podéis dar un paseo por la Rambla, comprar algún detalle a uno de los cientos de artesanos que encontraréis por toda Ciudad, disfrutar de una buena ensaimada a Can Joan de s'aigo, visitar exposiciones y museos como las de Es Baluard, pasear junto al mar hasta el puerto o disfrutar de los productos frescos y de la gastronomía local en los mercados del Olivar y Santa Catalina.

 

¡En Palma encontraréis un poco de todo! Os aconsejamos reservar al menos un día de vuestro tiempo para descubrir la ciudad.

SóLLER

En el noroeste de la isla de Mallorca, en pleno corazón de la Sierra de Tramuntana, emerge la ciudad de Sóller enclavada en un frondoso valle rodeado de olivos y huertos de naranjos. Su privilegiada situación orientada hacia el mar hace que, junto con su puerto natural, sea uno de los lugares más bellos del archipiélago. Un lugar donde el aire huele a tranquilidad y donde el mar se besa con la montaña.

 

Son muchos los viajeros que visitan la localidad durante su estancia en Mallorca: unos llegan atraídos por el maravilloso entorno natural; otros por su plaza siempre llena de gente, con la fachada gótica de la Iglesia que es fotografiada cientos a veces al día; otro factor importante es el de una gastronomía excelente, con materias primas reconocidas en toda la isla como la naranja, la gamba roja o gamba de Sóller, así como los famosos helados artesanales; otros se acercan a disfrutar de las fiestas tradicionales como los 'Moros i Cristians', de la belleza del Puerto de Sóller o del encanto del viejo tren, que os llevará desde Palma hasta el centro de la localidad en una ruta que os dejará con la boca abierta.

Ya veis, son muchos los motivos para visitar Sóller en vuestra estancia en Mallorca. Si contactáis con Futurtrans, os organizaremos la excursión como más se adapte a vuestras necesidades: os podemos llevar hasta Sóller, haciendo las paradas pertinentes en los puntos de interés, o bien llevaros hasta Palma, donde podréis coger el viejo Tren de Sóller para disfrutar de un recorrido fantástico entre naturaleza.

CENTRE VISITANTS SES SALINES

Una excursión que realizamos a menudo con los buses de Futurtrans es la visita en el Centro de visitantes de Ses Salines o Centro de visitantes del Parque Nacional de Cabrera, en la Colònia de Sant Jordi, una visita casi obligada para todos aquellos que quieren descubrir la esencia de la isla.

 

El edificio está ubicado sobre un estanque que evoca una mar de aguas cristalinas, en un punto estratégico de la Colònia desde donde incluso se divisa la isla de Cabrera. Además, hay que destacar la arquitectura, que aúna a la perfección la mar Mediterránea y las esculturas que decoran el exterior.

 

Hay que destacar también su acuario, una inmersión virtual donde descubriremos el fondo de las aguas de Cabrera y los ecosistemas del Parque Nacional, con más de 5.000 ejemplares de peces e invertebrados de más de 200 especies.

 

También es obligada a la visita al mural "La espiral del tiempo" de Miguel Mansanet, una visión de la civilización mediterránea mediante escenas históricas y mitológicas, con especial atención a las islas y a la navegación, en la que el autor invirtió más de 5 años de trabajo.

 

Completan la visita el aula educativa, el auditorio y las zonas recreativas, donde llaman la atención las esculturas de los cuervos marinos y el gran esqueleto de ballena del exterior.

 

Para excursiones de este tipo y desplazamientos en grupo por Mallorca, Futurtrans pone a vuestra disposición una flota de buses muy confortables, de varias capacidades, y los conductores más profesionales y experimentados.

 

Futurtrans os lleva. ¿A dónde queréis ir hoy?

 

Aprovechamos este post para agradecer el esfuerzo constante de sacar fotos de las excursiones que realiza a nuestro conductor Rafa Nieto.

SANT ANTONI

Puede que sant Antoni sea la fiesta más tradicional y celebrada de Mallorca. A principios de enero, justo después de despedir a los Reyes Magos de Oriente, Mallorca sigue de fiesta para celebrar sant Antoni. De hecho, para muchos de mallorquines, las Fiestas de Navidad solo son un calentamiento para gozar de sant Antoni de lo lindo.

Artà, Manacor, sa Pobla, Muro, Pollença, Capdepera,... son muchos los pueblos que 'compiten' para ver cuál es la mejor fiesta, y todo el mundo tiene claro que la mejor es... la suya.

Durante unos días se celebran diferentes actos tradicionales de esta fiesta ancestral, donde los principales protagonistas son sant Antoni y el Dimoni (demonio), una lucha entre el bien y el mal con música, bailes y fuego que siempre se decanta en favor del santo. Pandillas de demonios grandes y pequeños de todos los pueblos preparan sus espectáculos piromusicals; las familias y grupos de amigos van a buscar la leña que hace tiempo apartaron para sus foguerons, preparan las espinagades, las sobrasadas, los botifarrons y la carne para asar con las brasas durante la tarde; se cierran calles; los niños y niñas confeccionan sus máscaras; se escucha la música de los xeremiers en todo el pueblo y los demonios y el sant Antoni de cada pueblo representan diferentes escenas de la vida del santo entre cientos de personas que lo viven con fervor.

Visitar Mallorca en invierno tiene cosas tan buenas como esta, descubrir la auténtica esencia cultural de la isla lejos del sol y playa, sin masificaciones (solo las que provoca la fiesta).

Si os decidís a visitar Mallorca en enero, contactad con Futurtrans, os podemos hacer el transfer desde el aeropuerto con nuestros buses de diferentes capacidades y acompañaros a todos estos destinos tan desconocidos por el turista estival.

 

 

 

MERCADOS TRADICIONALES

La gran mayoría de pueblos de Mallorca celebra su mercado una o dos veces a la semana, una tradición ancestral donde agricultores, ganaderos y artesanos sacan sus productos 'a plaza' para que la gente del pueblo abastezca sus despensas de productos frescos para pasar la semana. En los mercados de Mallorca encontraréis la esencia de la gastronomía y la artesanía mallorquina: fruta y verdura (la mayoría de temporada), especias, la famosa sobrasada, quesos, vinos, caramelos, ropa y zapatos, animales de campo, plantas, utensilios de cocina... Aquí os enumeramos los más reconocidos para pasar un día muy entretenido:

En Sineu, justo en el centro del mapa de la isla, encontramos el que seguramente es el mercado más visitado de Mallorca: el mercado de Sineu. Cada miércoles desde tiempos inmemoriales, Sineu se llena a tope de gente que visita su mercado. Si os decidís a visitarlo, os recomendamos hacerlo temprano, así podréis disfrutar del mercado y cuando llegue la gran masa de gente ya estaréis sentados en la terraza de uno de los restaurantes que rodean la Plaza para disfrutar de una buena merienda mallorquina.

Otro mercado que compite por la primera posición del ranking es el de Pollença (domingos) que, gracias a la belleza del pueblo y a su excelente ubicación entre mar y montaña, deja fascinados a todos los visitantes que se acercan. Muy recomendable la visita al Calvari, con algunas escaleras para entrar en hambre, desde donde disfrutar de unas fantásticas vistas.

Los jueves es el turno del Mercado de Inca, un mercado muy familiar que se celebra en las calles de la localidad, donde encontraréis más o menos lo mencionado en los anteriores mercados. Aunque en este caso, cabe destacar el renombre de los productos de peletería como zapatos o chaquetas (a Inca cuentan con firmas muy importantes).

El de Santa Maria del Camí se celebra cada domingo y, gracias a las buenas conexiones desde Palma, es uno de los mercados más animados tanto por la visita de turistas como gente local. Encontraréis un poco el mismo que en otros mercados: embutidos locales (sobrasada, botifarrons, queso...), verduras del huerto mallorquín, productos artesanales como miel, hierbas y licores, cerámicas, ropa, zapatos y complementos... Destacar que en la zona de Santa Maria y Binissalem se elaboran grandes caldos; no dejéis escapar la oportunidad de compar un buen vino de la tierra a buen precio.

Elejáis el mercado que elijáis, no os olvidéis de llevar vuestra 'senalleta' (cesta para llevar alimentos muy típica de Mallorca) para llevaros alguna cosita. Si todavía no tenéis, podréis encontrar una en cualquiera de los mercados mencionados o en tiendas de artesanía y souvenirs. Del transporte ya nos encargamos nosotros con nuestros autobuses. ¿A dónde queréis ir hoy?

MALLORCA EN BICICLETA

La bicicleta (y el autobús) es una de las mejores opciones para descubrir la esencia de la isla. No hay nada como "perderse" entre las múltiples carreteras secundarias que existen Mallorca y disfrutar de la naturaleza sin el agobio del transito de las carreteras generales. Es una gozada pasear por el campo y ver como cambia de color según pasan las estaciones (los almendros en flor en febrero, los verdes primaverales, los amarillos de los campos de cereales cuando llega el verano,… ) o sentir la brisa marina en la cara mientras pedaleamos junto mar; un verdadero lujo para los amantes de esta práctica deportiva.

 

La zona norte cuenta con los mejores hoteles y servicios enfocados al ciclismo e innumerables rutas para todos los públicos donde relajarse dando una vuelta en bicicleta. Para evitar el tráfico, tan solo tenemos que buscar una de las carreteras secundarias que hay entre pueblos y dejarse llevar hasta el próximo destino. Una vez allí lo ideal es darse una vuelta por la localidad y descubrir sus calles antiguas, contemplar la arquitectura de las iglesias y tomar un café en algún bar de la plaza. Los trayectos son bastante cortos y podemos descubrir nuevos aspectos de la cultura mallorquina a diario.

 

También existen algunas rutas muy valoradas por los cicloturistas. Rutas como el Camí de Protons, que une las localidades de Pollença y Campanet. Un camino a pie de montaña que transcurre entre encinares y mucha vegetación. Si se pasan por allí durante la época de lluvias paren a contemplar el fenómeno de Ses Fonts Ufanes, donde el agua brolla de la tierra hasta formar un torrente. Espectacular. 

Otra buena opción es el Camí Vell de Muro hasta Sineu. Gozaremos de la naturaleza libres del constante agobio de los coches. Recomendamos aprovechar un miércoles para coincidir con el famoso mercado local.

 

Para los que se lo toman con más calma les recomendamos dar una vueltecita por s’Albufera de Alcúdia. Este parque natural cuenta con innumerables caminos que lo cruzan de lado a lado. Paseando en bicicleta descubriremos innumerables aves,  bueyes, caballos salvajes, peces, ranas,...  Naturaleza en estado puro. Les recomendamos parar en algunos de sus miradores y tomarlo con calma. Y, sobretodo, no olviden su cámara de fotos.

 

Y ya para acabar, os recomendamos realizar una etapa a través de la majestuosa Serra de Tramuntana. Debido a la exigencia de la prueba, son muchos los clientes de Futurtrans que se deciden por realizar la etapa en una sola dirección; cargamos todas las bicis y el material en nuestros buses especialmente adaptados para ciclistas y listos, arrancamos desde el punto que vosotros decidáis. Esta opción también es posible en otras etapas. Vosotros tan solo tendréis que decidir la salida y donde queréis que os recojamos. Nuestro chofer estará con el autobús en el sitio y la hora indicados. Así de simple.

 

Además, como empresa de autobuses especializada, realizamos transfers desde el Aeropuerto a hotel de destino con todo el material.

 

¿A donde queréis que os llevemos hoy?

EL CAMPO EN PRIMAVERA

Normalmente, cuando la gente de fuera de las islas escucha hablar de Mallorca lo relaciona enseguida con sol y playa; un error importante que hoy queremos desmitificar con este post.

 

No negaremos que el clima y las playas de la isla en verano son el principal atractivo tanto de visitantes como para la gente local, pero tenemos muchos otros que merece la pena descubrir y una de las mejores épocas para hacerlo es la primavera.

 

Durante esta época solemos disfrutar de una temperatura diurna entre los 15 y los 20 y pocos grados (algunas veces más) por lo que podemos disfrutar de las playas sin ninguna clase de congestión de gente, sin hamacas ni sombrillas, y con una tranquilidad absoluta. Los más osados, incluso, se pueden permitir el lujo de pegarse los primeros baños del año. Los chiringuitos y hoteles abren sus puertas con calma para ir dejando todo a punto para la vorágine del verano, los locales aprovechamos para hacer excursiones y barbacoas en la montaña, empezamos a hacer más vida en el exterior con el cambio horario (ahora tenemos sol hasta las 20'30 horas) y se suceden las fiestas y actos culturales en todos los pueblos.

 

Como decíamos, hay mucho para descubrir en Mallorca durante la primavera y hoy os proponemos descubrir su vertiente rural. No hay mejor momento para disfrutar de excursiones y caminatas. El contraste entre verdes y azules es majestuoso y la tranquilidad, en muchos casos, absoluta. Se puede salir paseando hasta las afueras de cualquier pueblo y enseguida nos encontraremos inmersos en el paraíso: campos de tierna hierba, almendros en flor, cercados de la típica pared seca mallorquina, animales que reposan al sol después de frías noches, flores de mil colores, jornaleros trabajando en los huertos para llenar los mercados de fruta y verdura fresca y de temporada, molinos de viento...

 

Y ya lo decíamos al último post publicado, la primavera es la hora del cicloturismo, puesto que son muchos los que aprovechan para disfrutar de las condiciones de la isla, bien para practicar este deporte o bien para descubrir Mallorca de forma relajada.

 

Algunos consejos: 1) Si visitáis Mallorca durante esta época, no olvidéis la cámara de fotos con una buena tarjeta de memoria de reserva. 2) Preocuparos de saber qué fiestas se llevan a cabo durante vuestra estancia y disfrutadlas. 3) No dejáis escapar la oportunidad de disfrutar de la gastronomía de temporada y de los productos locales. 4) Si necesitáis hacer desplazamientos de grupo, confiad en una empresa de buses de gente local y cercana como Futurtrans. Os podemos recoger al aeropuerto y llevaros donde queráis, siempre con asesoramiento y adaptándonos a vuestras necesidades.

 

¿A donde queréis ir?

EXCURSIONES

La primavera es un tiempo fantástico para disfrutar de una buena excursión en Mallorca: tenemos una temperatura excelente; embalses, torrentes y riachuelos todavía no han sucumbido al calor del verano; brotan y florecen plantas dejando hermosas postales; y, sobre todo, no encontramos las masificaciones de gente de la temporada alta.

 

En Futurtrans solemos llevar a grupos de excursión a diario con nuestros autobuses durante estos meses. En la mayoría de casos, solemos dejarlos en el punto de salida de la ruta para recogerlos algunas horas más tarde en el mismo punto, aunque dependiendo de la excursión (si no tiene recorrido circular o si no apetece realizar la vuelta) nuestros conductores se desplazan hasta el final de la misma, en un punto acordado, para realizar la recogida. Cabe destacar que en Futurtrans contamos con buses muy confortables de diferentes capacidades para nuestros desplazamientos. Además, nuestros simpáticos conductores sabrán indicarles las peculiaridades de cada ruta.

 

En la isla tenemos una gran variedad de rutas excursionistas para todos los gustos y niveles físicos, desde exigentes caminatas por montaña a relajadas caminatas junto al mar para llegar a una bonita cala. Algunas de nuestras preferidas son: L’ofre i Cúber, Castell d’Alaró, Puig de s’Esclop, Barranc de Biniaraix, Son Real, Torrent de Pareis, Salt des Freu, s’Albufera, Parc Natural de Llevant, Camí de pintors, Na Foradada, ca de Miner, Miradors de s’Arxiduc, Tossals Verds, la Victòria…

 

Además de todas las mencionadas, existen muchísimas más que podéis encontrar en blogs, páginas especializadas o webs de hoteles. Aquí algunas recomendaciones donde realizar la búsqueda: http://www.senderosdemallorca.comhttp://www.conselldemallorca.info/sit/senderisme/index_es.html, https://www.serradetramuntana.eu/, http://mallorcaconperro.com/rutas-de-senderismo/ (ofrecen opciones para que nos acompañe nuestro perro), http://www.turismepetit.com/lugares-por-tipo/excursion/ …  

 

Algunas recomendaciones básicas a la hora de salir de excursión: inspeccionad bien las rutas y elegid la que más se adapte a vuestras características (dificultad, desnivel, kilómetros…); llevad ropa y calzado apropiados (un gorro para el sol nunca está de más); importantísimo llevar líquidos y algo de comida para recuperar fuerzas en caso que sea necesario; no cargar demasiado peso en la mochila; si no conocemos la ruta, no salirse del camino marcado; ir siempre acompañados y no dejar a nadie rezagado; y llevar el teléfono cargado por si hubiese alguna emergencia.

 

¿A donde queréis que os llevemos?

VALLDEMOSSA

Valldemossa es el destino más buscado por los usuarios que escrutan internet con el fin de descubrir los mejores rincones de Mallorca en su visita a la isla. No en vano, su singularidad y belleza han hecho que a lo largo de la historia sean muchos los personajes que se enamoraron de este pueblo rodeado de montañas y que encontraron la inspiración en él: Chopin (compuso ‘Preludios Op. 28’), George Sand (escribió ‘Un invierno en Mallorca’), Ruben Dario, José Luís Borges, Jovellanos, el Archiduque Luís Salvador, Ramón Llull (quién creó allí el primer colegio de lenguas orientales) o, más recientemente, el actor Michael Douglas.

 

Valldemossa está ubicada en plena Serra de Tramuntana, zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El pueblo destaca por su orografía, con casas de típica piedra mallorquina que conquistan la montaña de forma uniforme y donde predominan célebres elementos arquitectónicos como: la Iglesia de Sant Bartomeu, la Real Cartuja o el Palacio del Rey Sancho. También cabe resaltar su centro, con bonitas calles empedradas y fachadas de piedra mallorquina decoradas macetas de coloridas plantas que empastan a la perfección con jardines y árboles centenarios.

 

Como ya habéis podido comprobar, Valldemossa es historia y belleza natural. Así, no nos olvidamos que allí también se encuentra la casa natal de Santa Catalina Thomas, personaje muy venerado en la isla u otros lugares que vale la pena visitar: el miradopr de Miranda des Lledoners, la Real Cartuja de Valldemossa, el Museo Frédéric Chopin y George Sand, el Palacio del Rey Sancho, los Jardines del Rey Juan Carlos, la Iglesia de Sant Bartome, el Monasterio de Miramar…

 

Además, como hacemos con nuestros clientes, os recomendamos sentaros a disfrutar del ambiente del centro mientras degustáis la famosa Coca de patata de Valldemossa, una joya gastronómica que bien puede competir con la famosa ensaïmada o el gató de almendra con helado, ambos afamados postres de la repostería mallorquina.

 

Otra opción para los más activos es la de realizar una excursión por las múltiples rutas que ofrece el pueblo: la Comuna de Valldemossa, Puig del Teix, Camí de l’Arxiduc, Mirador de ses Puntes, Monasteri de Miramar… Aconsejamos que consultéis la duración y dificultad de las rutas en www.visitvalldemossa.com donde además encontraréis información relevante sobre el pueblo: historia, qué ver y hacer, gastronomía, rutas, alojamientos, comercios…

 

Para acabar, no dejéis pasar la oportunidad de disfrutar de la puesta de sol en el Port de Valldemossa, una de las imágenes más bucólicas que os llevaréis de recuerdo de vuestra visita a Mallorca.

 

Para todos los que estéis pensando en visitar Valldemossa, os recordamos que está prohibida la circulación de vehículos por su centro, por lo que tendréis que aparcar nuestro vehículo en las afueras (cuidado con las masificaciones en verano) o aparcar en uno de los aparcamientos de zona azul (1€ la hora). Como siempre, en Futurtrans ponemos nuestra flota de autobuses de diferentes capacidades a vuestra disposición, una opción mucho más cómoda y económica con la que tan solo os tendréis que preocupar de disfrutar del paisaje.

RUTA DE PATIOS DE PALMA

En el centro de Palma se encuentran numerosos patios de casas señoriales que, con el paso de los años, se han convertido en uno de los elementos más atractivos y representativos de la arquitectura de la capital mallorquina. En la antigüedad, eran espacios donde se reunían los vecinos, lugares de ocio y tertulia y que, además, eran símbolo del poder de cada familia. 


Por estos motivos, una de las rutas que ofrece la ciudad, nos conduce por los patios más bellos de las familias nobles de la isla que se encuentran en su casco antiguo. Así el itinerario consta de catorce patios a visitar, que permitirán sumergirte en la esencia histórica mallorquina y conocer las raíces señoriales de los casales que regentan esta ciudad.

Empezando por Can Mesquida, próximo en la Plaza de Cort, es un casal barroco reconstruido sobre una base medieval. Se caracteriza por un portal de medio punto adovelado que permitía la entrada de los carros. El siguiente sería Can Oms, casa ocupada por la familia Oms en 1642, las armas de los cuales todavía se pueden ver al borde de la escalera. Actualmente es la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento. En tercer lugar, Can Bordils, actual archivo municipal. Sus orígenes se remontan a la época islámica; sobre la casa se apoya el arco de la Almudaina y se corresponde con una de las puertas de la ciudad romana de Palma. 


Por otra parte, la ruta continúa hacia el casal de Can Crespí, donde vivió hasta 1924 Rosa Ribera Carbonell, en quien se inspiró Llorenç Villalonga para la protagonista Doña Obdúlia Montcada en su conocida novela Mort de Dama. El quinto patio a visitar, es Can Caulelles, seguido de Can Alemany. Este último, es curioso por la mezcla de elementos de varias épocas y por ser el hogar del cronista Joan Alemany Moragues.

Siguiendo hacia el Estudi General Lul·lià, el cual se convirtió en el siglo XVII en la Universidad Luliana de Mallorca, cuenta con un patio neobarroco. Poco después, se llega a Can Salas, también conocido como Can Jordà. El siguiente patio a visitar, es el de Ca la Gran Cristiana, donde se ha acogido el Museo de Mallorca. De origen gótico y reformado por el primer conde de Aiamans, fue la casa de la familia Togores y, más adelante, de los Villalonga-Desbrull. 


Can Morey de Santmartí, actual museo del pintor Joaquim Torrents Lladó, fue la casa medieval de la familia Monzón. Llegando casi al final de la ruta, entre los últimos casales podemos encontrar Ca la Torre, actual Colegio de Arquitectos; Can Frontera que, a pesar de que tiene un origen gótico, su posterior propietario e ingeniero, le dio un estilo más modernista, convirtiéndose hoy en día en el Hotel de Ca Sa Galesa; Can Olesa, el cual conserva muchos elementos de los antiguos patios de Palma. Por último, Can Ordines d’ Almadrà, donde se puede observar uno de los mejores ejemplos escultóricos del estilo tardogótico de la isla. 


No dejes pasar la oportunidad de conocer los casales con más personalidad de la capital mallorquina. Contacta con Futurtrans para reservar el servicio de bus que necesites!

PLAYAS DE MALLORCA

Podríamos hablar de Mallorca como una isla con mucha variedad: tiene grandes playas de arena, dónde pasar un día de verano en familia, pero también cuenta con calas vírgenes más escondidas y, tal vez, de más difícil acceso donde, con un poco de suerte, podrás convertirte en su único visitante. 


Mallorca, y las Islas Baleares en conjunto, son conocidas en todo el mundo por sus aguas cristalinas. De esta forma, y buscando la comodidad y fácil acceso, encontramos la Playa de Formentor, situada a unos 10 km del Puerto de Pollença. Es ideal para ir con niños pequeños o personas mayores, puesto que es perfectamente accesible en vehículo y su larga extensión de arena blanca y aguas transparentes, hace que sea muy cómoda para familias. En el caso de buscar una cala más tranquila y con más intimidad, para aquellos más excursionistas, muy cerca de la anterior, se encuentra Cala Figuera. Para llegar, una vez se deja el vehículo, se tienen que andar unos 30 minutos para tener a nuestros pies su agua turquesa. En est último caso, se recomienda consultar el horario del bus, puesto que, para evitar la saturación de vehículos privados, se ha restringido el tráfico y se han puesto a disposición de los visitantes, autobuses lanzadora con unos horarios fijados durante los meses de verano.

Hacia el pueblo vecino, en Alcúdia se encuentra el Coll Baix. Es perfecta para aquellos más aventureros, puesto que para llegar, tanto se puede ir andando desde Alcúdia (unos 12 km), o bien haciendo una parte del trayecto en coche y después bajar a la playa por un camino poco asfaltado durante unos 30 minutos. De unas características parecidas y con un nivel más alto de dificultad de acceso, en Escorca encontramos Sa Calobra. Aunque también es de fácil acceso en coche, se recomienda llegar a ella una vez realizada la excursión del Torrent de Pareis (con un grado de dificultad mediano-alto). 


Si por otro lado, lo que se busca es un auténtico paraíso de aguas azuladas, la playa que quieres es Es Trenc, situada en el municipio de Campos. Es una de las más conocidas, pero también una de las más visitadas en los meses de verano. Aun así, su gran longitud de 2.640 metros junto con la reducción que se ha aplicado sobre los vehículos que pueden acceder de forma directa a ella, la convierten en una de las más espectaculares de las islas. 

 

Si quieres disfrutar de estos lugares maravillosos con los que cuenta Mallorca, no dudes en contactar con Futurtrans, desde donde te facilitarán el bus para llegar a ellas!

SAN JUAN

Las fiestas de San Juan en Mallorca son muy celebradas en varios pueblos. Muchos son los que, con esta celebración, dan por empezado el verano. Y es que en la noche más corta del año, tienen lugar multitud de verbenas. Aunque el día festivo es el 24 de junio, muchos pueblos alargan esta festividad. A continuación te proponemos los mejores planes para disfrutar de un San Juan en Mallorca.


Empezando por Mancor de la Vall, sus fiestas Patronales de San Juan son unas de las más importantes de la isla en esta época. Habitualmente, empiezan una semana antes de día 24, donde van produciéndose varios actos. Uno de los más conocidos en los últimos años, es el Pasacalles de los caballos de Menorca, seguido de conciertos en Son Morro. Por otra parte, los dos días previos al festivo también vienen con fuerza, con la Movida Mancorina de la mano de la actuación de diferentes grupos musicales, y finalmente el 23 de junio, la Gran Verbena. Durante el día de San Juan, van teniendo lugar varios actos como el Oficio Solemne en honor al Patrón San Juan Baptista, el Ball dels Cavallets y la Batalla Festiva, el Homenaje a la Gente Mayor, entre otros. La fiesta finaliza con un seguido de petardos, dando por finalizadas así las fiestas. 


En el caso de Muro, San Juan también es su patrón, el cual refleja la importancia de estas fiestas en su pueblo. Suelen tener una duración de quince días, finalizando el 24 de junio, día de San Juan. Durante este periodo, tienen lugar numerosos acontecimientos para todos los públicos: desde actividades para niños, verbenas para los jóvenes, el Sopar a la Fresca, actividades deportivas y culturales, o la conocida verbena de las 40 vueltas a la Plaza Mayor.


En Alaró, el 23 de junio tiene lugar la Fiesta de la Llama de la lengua, en concreto en el Castillo de Alaró, donde se lleva a cabo una visita guiada por sus murallas. Esta celebración consiste en la subida a pie desde el pueblo y, una vez arriba, cenar de un trempó gratuito para todo el mundo. La verbena finaliza con el pregón de la Llama y la encendida de ésta, acompañado de música y gloses. 


Son Servera también se suma al listado de pueblos mallorquines que celebran este santo, puesto que también es su patrón. El punto de partida lo marca el Pregón de las fiestas, junto con el Sopar a la Fresca. Pero la gran fiesta empieza la madrugada del 23 de junio, con la verbena de San Juan, para cantar y bailar al ritmo de varios grupos de música. Las fiestas siguen el 24 con la Misa matinal en honor al patrón, seguido del concierto a cargo de la Banda de Música local, para acabar al anochecer, con la Muestra de Baile Tradicional. Aun así, no es hasta finales de mes donde se dan por finalizadas las fiestas con el Concierto de Fin de Fiestas.


No dejes escapar esta oportunidad para conocer más a fondo las tradiciones y cultura mallorquinas, y contacta con Futurtrans para poner a punto el bus que os paseará por las verbenas sanjuaneras.

LAS CUEVAS SUBTERRáNEAS QUE ESCONDE MALLORCA

Uno de los atractivos turísticos más visitados de Mallorca son las cuevas subterráneas situadas en Campanet y en Porto Cristo. Cada año acuden a ellas centenares de personas para conocer más sobre su origen y observar las formaciones extraordinarias que han surgido en ellas.


Empezando por las Cuevas de Campanet, situadas en las afueras de este mismo pueblo en la montaña de Sant Miquel, hacia el norte de la isla de Mallorca, tienen una superficie de 3.200 metros cuadrados y un recorrido de casi 400 metros. Se encuentran en la Serra de Tramuntana y son unas de las cavernas más destacadas del patrimonio natural de la isla. Hay que resaltar que en sus proximidades, encontramos Ses Fonts Ufanes, una impresionante fuente natural que brota después de abundantes precipitaciones. 


Las Cuevas de Campanet fueron descubiertas en 1945 cuando se llevaban a cabo actividades de búsqueda de agua. En los últimos 12 millones de años, como consecuencia de los procesos geológicos (modelado kárstico), fueron originándose estas cavidades. Durante las tareas del descubrimiento, salieron a la luz una gran cantidad de fósiles de Myotragus balearicus, un vertebrado endémico de Mallorca y Menorca, entre otras especies. Hoy en día, cuentan con una gran variedad de organismos que forman un patrimonio biológico propio e importante, objeto de numerosas investigaciones por parte de especialistas o universidades. 


En tu visita, de aproximadamente unos 40 minutos, podrás decidir si descubrir los encantos de la cueva por ti mismo, adentrándote en la magia de las formaciones que se te presentarán, o bien dejarte llevar por la explicación de un guía especializado en estas cavernas llenas de estalactitas y estalagmitas. 


Por otra parte, las Cuevas del Drach situadas en el pueblo de Porto Cristo, a la costa oriental de Mallorca. Tienen una longitud aproximada de 1.200 metros y una profundidad próxima a los 25 metros. En su interior encontramos una gran joya: el lago Martel, uno de los lagos subterráneos más grandes de todo el mundo. 


Su descubrimiento se remonta a la Edad Mediana, pero no fue hasta 1880 que se exploraron por primera vez. A la vez, están formadas por cuatro cuevas: Cueva Negra, Cueva Blanca, Cueva de Lluís Salvador y Cueva de los franceses, las cuales se encuentran conectadas entre sí.


El recorrido tiene una duración de una hora aproximadamente, donde, además de poder observar con detenimiento las formas que han adoptado con el paso de los años sus rocas y minerales, podrás también disfrutar de un concierto de música clásica que se ofrece en el Lago Martel desde 1935, así como también un paseo en barca por el mismo. 

 

Desde Futurtrans te prepararemos un bus para que no te pierdas ni un detalle de estos encantos subterráneos que esconde Mallorca. No lo dudes y contacta con nosotros!

CASTILLOS DE MALLORCA

Si te consideras un amante de la historia y las tradiciones de los antepasados, tienes que saber que Mallorca, aparte de sus playas paradisíacas, cuenta con un gran patrimonio histórico, fruto de los acontecimientos del pasado. La isla acoge numerosas muestras de arquitectura defensiva. Así te proponemos los castillos más distinguidos y mejor conservados. 


Empezando por el Castell de Alaró, es ideal para los más excursionistas, puesto que la subida es un poco exigente, pero ofrece unas vistas de Mallorca que hacen que merezca la pena. En él se localizan yacimientos arqueológicos de época talaiótica, aunque la primera referencia documental indica que la construcción es de época musulmana. Se destaca la resistencia de los partidarios de Jaime II ante el ataque de Alfonso de Aragón. 


A Palma se encuentra el Castell de Bellver, de estilo gótico con planta circular, lo mandaron a construir en el siglo XIV por Jaime II, para convertirse en residencia de los tres reyes de Mallorca: Jaime II, Sanç I y Jaime III. Hacia 1717, se convierte en una prisión militar, pero actualmente es lugar de actividades culturales y lúdicas que organiza el mismo Ayuntamiento de Palma.


En el nordeste de la isla, se sitúa el Castell de Capdepera. Sobre una pequeña montaña, regala unas maravillosas vistas a todo aquel que se acerca. Es un recinto muy bien conservado, edificado en el siglo XIV por Jaime II, donde la población próxima se refugiaba de los ataques de los corsarios. Llegó a tener unas 125 casas en su interior, hasta que al XVIII se deshabitó y pasó a ser una plaza militar. Finalmente al 1983, el Ayuntamiento de Capdepera recuperó la propiedad.

 
En Felanitx, se establece el Castell de Santueri, donde se han encontrado numerosas cuevas arqueológicas, lo cual indicaría un uso continuado del espacio desde la prehistoria (alrededor del 2200 a.C). Jaime I, Rey de Mallorca, heredó esta propiedad el 1241, de su tío Nuño Sanç, a su muerte. Con el paso de los años, sirvió de resistencia ante diferentes ataques, hasta que el 1811 el Estado español lo vendió a un propietario particular. 


Finalmente, el Castell del Rey, situado en Pollença, en el Valle de Ternelles. Actualmente se encuentra en ruinas, pero la excursión por su camino hasta llegar a el, descubre el verde paisaje de la isla. Se tiene que tener en cuenta la restricción horaria para acceder a la finca, así como también el acceso prohibido en el interior del castillo. Se puede acabar esta excursión llegando hasta Cala Castell, desde donde observar la sierra del Cavall Bernat. 


Contacta con Futurtrans para preparar los buses que te acompañarán hasta estos puntos emblemáticos de Mallorca.

MONUMENTOS HISTóRICOS DE PALMA

Palma es una ciudad muy visitada por los turistas cada año. Procedentes de diferentes lugares de todo el mundo, vengan en avión, barco o crucero, son miles las personas que escogen este destino para pasar sus vacaciones. La capital mallorquina está llena de enclaves históricos que te transportan a épocas lejanas en el tiempo. Así te proponemos un listado de los monumentos más relevantes que la humanidad ha ido creando con el paso de los años, desde tiempos inmemorables.

 

Empezando por la conocida Catedral de Mallorca, también conocida popularmente como La Seu, es un templo religioso la construcción del cual empezó en el siglo XIII. De estilo gótico levantino, cuenta con una de los mayores rosetones del mundo. Muy ligada a la monarquía autóctona, fue propiedad de diferentes sucesiones reales. En la actualidad, se celebran multitud de actividades extraordinarias, por ejemplo en la víspera de Navidad, se hace una misa a medianoche presidida por el Obispo de Mallorca, acompañado por el canto de Sibila y el Sermón de la calenda.

 

Próxima a la anterior, encontramos La Llotja. Situada frente al mar, era la antigua sede del Colegio de la Mercadería. El 1421 empezó su construcción en manos del conocido arquitecto Guillem Sagrera. De estilo gótico civil, era la bolsa mercantil y espacio de reunión de la gran cantidad de mercaderes que interactuaban por el puerto de la ciudad. Se realizaban así contrataciones comerciales, operaciones bancarias, etc. 

 

Uno de los otros edificios singulares de la capital mallorquina, es el de los Baños Árabes, situados a los jardines de Can Fontirroig. Datan del siglo XI y son uno de los pocos ejemplos de arquitectura islámica que se conservan en la isla. Se trata de una serie de salas que formaban parte, posiblemente, de algún palacio de un noble musulmán. La sala principal se caracteriza por contener un conjunto de baños calientes, cubierta por una cúpula y una claraboya. Cuenta, además, con un doble suelo por donde circulaba el agua caliente y el vapor que se utilizaba en los baños.

 

Siguiendo hacia las afueras de la ciudad y a 112,6 metros sobre el nivel del mar, encontramos el Castell de Bellver. A lo largo de la historia, este monumento ha sido uno de los más emblemáticos y originales de la isla. Fue construido entre 1300 y 1311 por orden del rey Jaime II. Cuenta con un edificio de estilo gótico de planta circular con cuatro grandes torres. Su función se ha basado, en el paso de los años, en la defensa y como residencia real. En su interior podrás observar las diferentes estàncias donde hacían vida, así como también algunos objetos o piezas escultóricas e ilustraciones de la época. 

 

Finalmente, el Palacio Real de la Almudaina, cerca de La Catedral, es una de las residencias oficiales veraniegas de la familia real española. De hecho, lleva siendo residencia real desde el siglo XIV, cuando fue ordenada a construir por el rey Jaime II sobre el alcázar árabe original. La planta baja mantiene detalles medievales originales, mientras que la superior tiene características de los siglos XVII y XIX.

 

Contacta con Futurtrans para reservar un bus y poderte pasear por estos monumentos históricos.

POLLENçA

Pollença es un pueblo situado en la costa norte de Mallorca, la perfecta combinación entre mar y montaña, por el hecho de encontrarse en plena Serra de Tramuntana y bañado por Mar Mediterráneo. Este es uno de los motivos por los cuales Pollença es uno de los destinos turísticos más visitados de la isla. Está formado por tres núcleos urbanos principales: Pollença, Puerto de Pollença y Sant Vicenç. A pesar de encontrarse bastante concurrido por el turismo durante los meses de verano, no deja de ser un lugar tranquilo y acogedor, donde disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

El hecho de combinar entornos montañosos con espacios costeros, permite tener un amplio abanico de actividades y lugares a visitar. Los más atrevidos, optarán para subir los 365 escalones del Calvario o, incluso, conocer el Puig de Maria, desde los cuales se podrá disfrutar de unas maravillosas vistas del municipio y de la bahía de Pollença. Otros vendrán atraídos por las playas del pueblo como Formentor, Cala Sant Vicenç o Cala Figuera, entre otras; playas que brindan paz y tranquilidad por todo aquel que busca en las vacaciones, una vía de desconexión. 


Aun así, es de obligación pasearse por las calles del centro, así como visitar la Plaza Mayor y sentarse a tomar un refresco o un helado artesano, mientras el sol se va posando entre las montañas. Por otra parte, si visitáis el pueblo en fechas próximas al 2 de agosto, encontraréis Pollença en plenas fiestas patronales, y así poder disfrutar del simulacro de los Moros y Cristianos, una reproducción de la batalla que tuvo lugar el 1550 entre los sarracenos y los pollencins. 


No dudéis en visitar los encantos de este pueblo costero. Desde Futurtrans os ponemos el bus a vuestra disposición!

MOROS I CRISTIANOS DE POLLENçA

El 2 de agosto es el día de la Patrona de Pollença, fiesta de la Virgen María dels Àngels. A pesar de que originariamente, la batalla que se representa este día entre los sarracenos que llegaron al pueblo para asediarlo, y los cristianos, tuvo lugar el 31 de mayo de 1550, actualmente es el acto con más importancia de esta festividad.


Muchas son las personas de otros pueblos que se acercan a Pollença para presenciar el conocido simulacro, así como también hay muchos turistas que, sin saberlo, se ven sorprendidos por la batalla. 


El día de la Patrona de Pollença se inicia a las cinco de la madrugada del 2 de agosto con la tradicional Alborada, una pieza musical a cargo de la Banda de Música pollencina, que se va tocando por las diferentes calles del municipio. Esta pieza, compuesta por Nicolás de Castro, se interpretó por primera vez el 1882. La mañana sigue con el baile de los cossiers, recuperado el 1981, después de 71 años desaparecido.


Pero el acto más esperado es el simulacro de los Moros y Cristianos, el que realmente caracteriza las fiestas de la Patrona. A través de él se representa la victoria que obtuvieron los cristianos pollencins ante el ataque de los corsarios. La gente del pueblo, liderada por Joan Mas, se enfrentó a las tropas sarracenas encabezadas por Dragut. La representación empieza en la Plaza de la Almoina, cuando los dos bandos se encuentran por primera vez y dónde tiene lugar el primer choque entre ambos, después de que Joan Mas haya hecho el conocido grito dirigido a la Virgen María dels Àngels. Las tropas sarracenas, además de Dragut, también van acompañadas por el abanderado y el lugarteniente; y los cristianos, aparte de Joan Mas, son ayudados también por l’Ajuntament Vella. Durante el combate, que tiene una duración aproximada de dos o tres horas, empezando a las 7 de la tarde, van teniendo lugar pequeñas batallas hasta llegar al campo de Can’n Escarrinxo, donde finaliza el acto con la victoria de los cristianos. 


Una vez finalizada la lucha, los cristianos se dirigen a la Parroquia donde tiene lugar el tedèum, un canto para celebrar el triunfo. Los moros, por su parte, se dirigen a Monti Sion, donde Dragut hace un pequeño discurso ante la pérdida. Finalmente, el pueblo se reúne para cantar el himno pollencí “Viva Pollença” y donde se toca por última vez la Albada, dándose por acabadas las fiestas patronales del pueblo. 


Tal y como tradicionalmente tuvo lugar el acto, solo participan, de forma activa, los hombres en la batalla. Los cristianos visten de blanco en representación a la ropa de dormir de la época, igual que las cristianas. La vestimenta de los moros es mucho más colorida y diversa. Para poder entrar al campo de Can’n Escarrinxo, es imprescindible vestir de blanco y hay que tener en cuenta la colocación a la hora de presenciar el simulacro, puesto que puede ser escenario de saturación o, incluso, de empujones.


A pesar de que los actos más importantes son, como se ha comentado, el 2 de agosto, los días previos también se celebran varias verbenas como Marcha fresca o la de la Alborada; actividades para niños y adultos, o las votaciones para elegir los cargos que liderarán ambos bandos, etc. 


Si buscas en tus vacaciones, un rato de fiesta y diversión, contacta con Futurtrans, desde donde estaremos encantados de poner buses a vuestra disposición para poder disfrutar de una de las fiestas de verano más conocidas en todo la isla.

PARQUE NATURAL DE SA DRAGONERA

Al oeste de la isla de Mallorca, encontramos uno de los islotes de las Baleares: Sa Dragonera. Protegido como espacio natural con la categoría de Parque Natural, está formado por los islotes del Pantaleu, Sa Mitjana y la isla de Sa Dragonera. Con 908 hectáreas en total, se separa de Mallorca por unos 800 metros, con poca profundidad y un fondo marino muy poblado.


A lo largo de la historia y, a pesar de que hoy en día son islotes despoblados, hay indicios de poblado talaiótico. Durante la época romana, se piensa que Sa Dragonera se utilizaba para hacer entierros, puesto que se ha descubierto, en la Cala Es Lladó, una Necrópolis. Hacia 1229, Jaime I conquista Mallorca, y utiliza Sa Dragonera para preparar el ataque. Con el paso de los años, el islote ha pasado por varias propiedades, desde la Familia Villalonga, hasta Joan March. Pero el 1941, la empresa PAMESA compra la isla con la intención de urbanizarla con 1.200 viviendas, pero una intensa campaña ecologista se opuso y la Audiencia Nacional decretó la imposibilidad de construcción. Finalmente, en 1987, el Consejo de Mallorca compra la isla de Sa Dragonera y el 1995 es declarado Parque Natural. 


Pasando a su fauna, el nombre de la isla se debe a la gran cantidad de lagartijas (dragons en mallorquín) que habitan en ella. Ausentes en Mallorca a causa de las modificaciones ambientales que ha introducido el hombre con el paso del tiempo, las lagartijas son, junto con el ferreret, una de las especies de vertebrados más antiguos de Baleares. Está totalmente prohibido alimentarlas, puesto que podría modificar su alimentación y afectar a otras especies presentes en Sa Dragonera como la gaviota de Adouin, el escorpión, la rata traginera, etc. 


En referencia a la flora, la estepa Joana es una de las plantas emblemáticas de las Baleares, aunque es más habitual a Sa Dragonera que en el resto de islas. También se puede encontrar la capuchina, el acebuche, la cebolla marina, el olivo, entre otros. 


Tal y como se ha comentado, estos islotes son libres de construcción residencial. Aun así, encontramos tres únicas edificaciones: las torres de defensa (na Pòpia y la Torre de Llebeig), construidas durante el siglo XVI para la vigilancia y seguridad en la navegación; los faros de Sa Dragonera (Faro Viejo, Faro de Llebeig y Faro de Tramuntana); y el amarradero de Cala Lladó y las casas. 


Hay diferentes rutas para recorrer Sa Dragonera. En primer lugar, Cala Lladó- Faro de Tramuntana, un itinerario de 1,7 km, que se puede realizar en una hora, aproximadamente. Su principal atractivo son las vistas hacia la costa de Mallorca. La ruta de Cala Lladó- na Pòpia, con una dificultad moderada y con una pendiente suave, se recorre en unas 3 horas, y es la excursión que atrae más del parque, por los impresionantes acantilados y vistas hacia la costa mallorquina. En tercer lugar, el trayecto Cala Lladó- Faro de Tramuntana, de unos 4,5 km y con una duración de 2 horas y 40 minutos aproximadamente, incluye el acceso y visita en la torre de Llebeig. Finalmente, la ruta más breve, Cala Lladó- Na Miranda, es circular y se puede hacer en unos 30 minutos; ofrece vistas a las antiguas áreas de cultivo de olivo y cereales de Cala Lladó. 


Para poder disfrutar de una excursión a Sa Dragonera, no dudes en ponerte en contacto con Futurtrans para reservar un bus que te prestará los mejores servicios para disfrutar de esta visita.

FERIAS DE MALLORCA

A lo largo del año, se van sucediendo numerosas ferias temáticas en todo la isla, donde los diversos vendedores y propietarios de tiendas promueven productos tradicionales arraigados a Mallorca. Aunque sus fechas no son siempre fijas, sino que dependen de otros acontecimientos, las ferias que te proponemos a continuación suelen tener lugar a puertas o una vez ya entrada la primavera. 


La Feria Náutica de la Sepia es una de las ferias temáticas por excelencia en todo la isla, no solo por la gastronomía que se ofrece, sino también por la muestra náutica que tiene lugar. Se celebra en el Paseo Marítimo del Puerto de Alcúdia durante un fin de semana en el cual se llevan a cabo diferentes actividades y actos que permitirán a los visitantes adentrarse dentro del mundo marinero de este municipio: desde demostraciones de barcas, exposiciones y talleres náuticos, a muestras gastronómicas, verbenas y actividades infantiles. 


En fechas próximas a la anterior, llega la Feria del Vino, celebrada en el Claustro de Santo Domingo de Pollença. Después de dieciséis ediciones, abre las puertas a una gran compilación de bodegas de la isla, donde los visitantes, pagando una entrada de 12€, podrán probar la muestra de vinos que presentan y, posteriormente si lo desean, comprar. Entre las bodegas mallorquinas se encuentran: Macià Batle, Can Axartell, Can Sa Padrina, Mortitx, Binigrau, entre otras muchas. Tiene lugar durante un fin de semana y, como novedad, este año se ha incluido el hermanamiento con la Feria de Falset de Tarragona.

 
Ya para junio, en el pueblo de Lloseta tiene lugar, el primer fin de semana del mes, la Feria del Zapato y Artesanía. Con el objetivo de rendir homenaje a la gran industria tradicional del zapato con la que cuenta el pueblo, en esta muestra los artesanos exponen tanto zapatos como artesanía. Los actos se alargan más allá del fin de semana, teniendo lugar, además, numerosos actos como bailes populares, talleres artesanales, exhibiciones deportivas, así como también conciertos o exposiciones.


Por último, encontramos en Sa Pobla la Feria Nocturna de la Patata, también a principios de junio. La patata es el eje central de la agricultura y buena parte de la economía del pueblo depende de ella. Es por ello que tiene lugar esta celebración. Muchos son los acontecimientos que se llevan a cabo durante este fin de semana. Por una parte, una amplia muestra gastronómica donde el ingrediente principal es la patata, de la mano de numerosos chiringuitos que serán los encargados de elaborar platos y tapas para la degustación de los visitantes. Por otra parte, el pueblo también se anima con verbenas y conciertos.


Para poder conocer las tradiciones más arraigadas en estos pueblos, no dudes al ponerte en contacto con Futurtrans para reservar un bus que te acercará a las mejores ferias de Mallorca.

MIRADORES DE MALLORCA

Mallorca es una isla llena de rincones mágicos desde donde se puede observar un paisaje dominado por el mar y las montañas. Son miradores que te colocan en una perspectiva donde el paso del tiempo parece haber desaparecido, como si de una postal se tratara. La mayoría de estos lugares han ido surgiendo gracias a la acusada orografía de acantilados que se han ido formando con el paso del tiempo. Es habitual pasar por algunos de estos parajes para observar la espectacular puesta de sol sobre el Mar Mediterráneo. 


Empezando por la zona más septentrional de la isla, encontraremos al municipio de Pollença el Mirador de la Creueta y el Colomer. Situado a la Península de Formentor y a 200 metros de altura, ofrece unas magníficas vistas del Mar Mediterráneo y de la Serra de Tramuntana. Desde el mirador de la Creueta, se puede observar el islote del Colomer, el cual ha estado protagonista de numerosas obras de arte de varios pintores importantes. 


Siguiendo la Serra de Tramuntana, se encuentran en Sóller dos de los rincones con más encanto de la isla. Por una parte, el Mirador de Santa Catalina, justamente situado en el Puerto de Sóller a pies del Museo de Mar y de la Ermita de Santa Catalina de Alejandría, cuenta con unas vistas de un paisaje pintoresco desde donde merece la pena pararse a, simplemente, observar el que nos regala la naturaleza. Por otra parte, el Mirador de Ses Barques, la visita del cual puede aprovecharse para hacer una excursión por la Costa d’en Flassada o por la Costa de en Nicó hacia Fornalutx. Desde este lugar se podrá observar una de las mejores escenas del Puerto de Sóller. 


Y no nos podemos olvidar del Mirador de Sa Foradada, entre el pueblo de Deià y el Caló de s’Estaca, el cual puede presumir de una de las mejores puestas de sol de toda la isla. Caracterizado por uno de los accidentes geográficos que más llaman la atención de la isla por la curiosa forma de la roca “agujereada”, algunos cuentan que es a causa de un cañonazo de la batalla que tuvo lugar en 1582 entre corsarios norteafricanos y cristianos. 


¡No te quedes sin conocer Mallorca desde otra perspectiva! Desde Futurtrans te ayudamos a recorrer la isla de la forma que más se adapte a tus deseos a través de nuestros autobuses.

VISITA LAS TERRAZAS DE LA CATEDRAL

Uno de los monumentos más conocidos y visitados de la isla es la Catedral, también conocida como La Seu. Cada año son miles las personas que van a conocer sus encantos y su historia. Pero este año 2019 se ha introducido una novedad: la posibilidad de visitar las terrazas con las que cuenta el templo.

 
Con el objetivo de dotar el monumento de un nuevo incentivo turístico, se han abierto al público, el pasado mas de mayo, las zonas exteriores más altas del edificio religioso, y se prevé que así perdure hasta octubre durante todos los días de la semana, a excepción de los domingos (y no solo los sábados como se llevaba haciendo hasta ahora). Los residentes de baleares tendrán acceso gratuito, previa reserva, mientras que los no residentes, tendrán que pagar una entrada de 12€. Hay diferentes turnos para poder realizar la visita, los horarios de los cuales dependen del día. Cabe mencionar que la edad mínima para acceder, es de once años, aunque siempre tendrán que ir acompañados por un adulto, como mínimo. 


La visita se lleva a cabo en grupos de unas 25 personas y tiene una duración de una hora, aproximadamente. Durante la misma, se podrán descubrir los rincones que esconde La Seu, así como las inmensas terrazas y las exclusivas vistas que se pueden observar desde ellas. Un elemento imprescindible, y del cual se podrá disfrutar desde más cerca que nunca, es el Rosetón Mayor, de 100 metros cuadrados y con 1.115 cristales, siendo así el más grande del mundo, junto con el de la catedral de Estrasburgo.


El acceso a la parte más alta del monumento, se realiza por una escalera de 215 peldaños. Una vez arriba, te impregnarás de las historias, leyendas y tradiciones que han tenido lugar en estas instancias a lo largo de los años, de la mano de un guía. Una compilación de anécdotas que te harán retroceder en el tiempo y meterte en la piel de los personajes que paseaban por las amplias azoteas. 


Con esta visita, podrás observar con detenimiento todos los detalles arquitectónicos y conocer todos los secretos que esconde La Seu de Mallorca, así como contemplar la vista panorámica de la ciudad de Palma cornada por el mar, que te regala el templo.


No dudes en contratar esta nueva opción que te propone La Catedral de Mallorca y reserva tus entradas en el siguiente enlace: Les terrasses de La Seu.

 

Podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas que no dejarán indiferente a ninguno de los visitantes mientras te adentras en la historia de los antepasados mallorquines. 


Solo te separan 215 escalones para poder disfrutar de unas vistas impresionantes, no dejes escapar la oportunidad y reserva el bus con Futurtrans!

IGLESIAS DE MALLORCA

En el ámbito turístico, las iglesias siempre han sido uno de los monumentos a visitar cuando se viaja a otra ciudad o a otro país. En el caso de Mallorca, muchos son los espacios religiosos visitados a lo largo de los años por los turistas. Cada una, arraigada a su origen, desprende una esencia diferente, fruto de sus antepasados creadores, que cautiva a todo aquel quien la visita. 


Empezando por la Catedral de Mallorca, conocida también como La Seu, es el principal edificio religioso de la isla. Situada a pies del Parc de la Mar, los inicios de su construcción datan del siglo XIII. Es de estilo gótico levantino y cuenta con uno de los mayores rosetones del mundo. En su interior, a partir de los siglos XVII-XVIII, empezó a reinar el barroco, con retablos, pinturas y esculturas, destacando el retablo del Corpus Christi de Jaume Blanquer. También hay que mencionar la adaptación de espacio que hizo Antonio Gaudí a principios del siglo XX.


Un claro ejemplo de arquitectura gótica es la Iglesia Basílica de Sant Francesc, construida entre los siglos XIII y XIV, y situada en el centro de Palma. A pesar de que el estilo en que se edificó inicialmente era gótico, en el siglo XVII la fachada se rehizo en estilo barroco. Actualmente se encuentra el sepulcro de Ramón Llull, en una de las capillas laterales, junto a una estatua del conocido escritor. 


Por otra parte, y en plena Serra de Tramuntana, en el municipio de Escorca, encontramos el Santuario de Lluc, el santuario mariano más antiguo de las Islas Baleares. Su fundación se remonta en el siglo XIII cuando se encontró entre las rocas la imagen de una Virgen, la cual recibió el nombre de Virgen María de Lluc. El monasterio se compone de varias estancias: la Iglesia del siglo XVII, con reformas posteriores de Gaudí; el jardín británico o la Escolanía “des Blauets”, el coro más antiguo de las islas que interpreta el canto de Sibila la noche de Navidad.

Otras iglesias que destacan por su situación o por el atractivo del espacio que lo rodea, son la del Santuario de Cura o la Iglesia de San Juan Baptista, de Deià; ambas datadas del siglo XIV. La primera se encuentra en el Puig de Randa, donde Ramón Llull habría recibido la “iluminación divina” y a partir de dónde habría empezado su trayectoria intelectual y misionera. Por otra parte, la de Deià, llama la atención por su enclave, un entorno paisajístico privilegiado.


Pasando a una estructura barroca, se encuentra en Sóller la Iglesia parroquial de San Bartomeu, construida entre 1688 y 1733 sobre un templo primitivo anterior a 1236. La fachada, de un moderno Arte Nouveau, fue proyectada por Rubió, quién había trabajado anteriormente en la reforma de La Seu junto con Gaudí. 


Finalmente, más próximas a la actualidad y con detalles arquitectónicos que las diferencian, encontramos la Església Nova de Son Servera, la cual sufrió numerosas modificaciones y finalmente quedó inacabada, lo cual probablemente sea lo que más llame la atención. Por último, el Calvario de Pollença, una pequeña iglesia situada en la cumbre de una montaña compuesta por 365 peldaños.


No te pierdas estos enclaves históricos y contacta con Futurtrans para que pongan a punto el bus que te paseará por las mejores iglesias de la isla.